NUTRICIÓN ONCOLÓGICA

Nutrición ONCOLÓGICA

Durante el tratamiento oncológico se debe evitar el consumo de grasas saturadas y utilizar dietas ricas en verduras y vegetales, frutas, carnes blancas, carbohidratos y legumbres.

El cáncer es una enfermedad con alta mortalidad en todo el mundo. La nutrición oncológica es una de las ramas más importantes para mejorar las condiciones de las personas con esta patología. Gracias a la tecnología y la correcta alimentación, las posibilidades de llevar una vida plena han crecido considerablemente.

Nutrición y cáncer

¿Cuál es el papel dietista-nutricionista en la nutrición oncológica?

El profesional en nutrición en el área oncológica es el encargado de asegurarse que el paciente con cáncer reciba una alimentación balanceada. Dentro de la alimentación balanceada se encuentra el aporte de nutrientes esenciales para afrontar el tratamiento de quimioterapias y otros tratamientos alternativos.

El nutricionista evitará la desnutrición y problemas de intolerancia a ciertos alimentos. Así mismo, el trabajo del nutricionista es apoyar las instrucciones de alimentación aun cuando el paciente esté en el postratamiento.

Existen algunos alimentos que el paciente no puede consumir si tiene cáncer. Debido a los cambios producidos en el cuerpo durante el proceso de quimioterapias es posible que el paciente sufra trastornos inapetentes. La buena noticia es que los especialistas en nutrición oncológica saben exactamente cómo hacer que el paciente tenga la mejor alimentación posible para que supere la enfermedad.

¿Sabías que la quimioterapia o radioterapia pueden conllevar problemas?

Un nutricionista con nociones de oncología, brinda apoyo a pacientes hospitalizados y/o ambulatorios, que pueden haber sido derivados o no por su médico.

También poseen una figura importante en los procesos de cirugía u otros tratamientos, como quimioterapia y radioterapia.

Estos tratamientos pueden tener un impacto en la cantidad y el tipo de alimentos que los paciente pueden comer. Algunos tratamientos pueden afectar el sabor de los alimentos y es posible que deban evitarse ciertos alimentos.

Nutrición oncológica

¿Crees que la dieta podría mejorar tu enfermedad?

Los pacientes con cáncer generalmente tienen mayores necesidades de calorías y proteínas, debido a los períodos de desnutrición antes o después del diagnóstico y los efectos metabólicos del cáncer y sus tratamientos. 

El objetivo principal de los pacientes con cáncer es preservar la masa corporal magra durante el tratamiento.

Es fundamental que los pacientes trabajen con un nutricionista semanalmente para ver cómo es posible que sea necesario ajustar las proteínas y las calorías durante el tratamiento y respaldar los mejores resultados posibles del tratamiento del cáncer. Tanto la sobrealimentación como la subalimentación tienen efectos perjudiciales.

¿Por qué es importante la alimentación en el tratamiento del cáncer?

Reducir el miedo a la comida después de un diagnóstico de cáncer; durante el tratamiento y una vez que comienza el tratamiento, saber lo que dice la investigación y no tener miedo al comer relacionado con otro diagnóstico de cáncer.

También es importante trabajar con un nutricionista que comprenda la ciencia relacionada con el cáncer y la nutrición. Los pacientes pueden conocer los hechos y no sentirse abrumados por la gran cantidad de información errónea sobre la nutrición oncológica.

Plan dietético

Tipos de dieta dentro de la nutrición oncológica

Las dietas seguidas en la nutrición oncológica van específicamente dirigidas a que el paciente reciba calorías y proteínas necesarias por su condición. Los alimentos que como especialistas designamos son fáciles de digerir.

Durante el tratamiento oncológico se debe evitar el consumo de grasas saturadas y utilizar dietas ricas en verduras y vegetales, frutas, carnes blancas, carbohidratos complejos y legumbres.

    Asesoría nutricional en la nutrición deportiva

    Importancia de la asesoría nutricional dentro de la nutrición oncológica

    El especialista es capaz de ayudar al paciente a que su organismo funcione correctamente para afrontar su tratamiento. También hará los cambios necesarios para que al salir de la enfermedad este pueda continuar con un hábito alimenticio sano.

    Nuestro servicio personalizado incluye una valoración nutricional. Una vez realizada, se identifican los problemas de alimentación para luego corregirlos. Gracias a nuestra experiencia podremos mejorar tu condición y ayudarte a enfrentar los cambios provenientes del tratamiento oncológico que recibas.

    FAQ’s

    Preguntas frecuentes en nutrición oncológica

    ¿Reduciré mi riesgo de cáncer si como más frutas y verduras?

    Muchos estudios han demostrado que las personas que consumen una dieta rica en frutas y verduras tienen un riesgo menor de ciertos tipos de cáncer, en particular:

    • Cáncer colonrectal
    • Cáncer de esófago
    • Cáncer de pulmón
    • Cáncer oral
    • Cáncer de estómago

    Muchos componentes nutricionales de frutas y verduras actúan para proteger contra el cáncer. Sin embargo, los investigadores no han podido determinar qué nutrientes particulares de las frutas y verduras están relacionados con esta reducción del riesgo de cáncer.

    Según las recomendaciones nutricionales actuales, debes comer al menos cinco porciones de frutas y verduras todos los días. Es mejor elegir entre muchas variedades de tipos y colores de frutas y verduras, ya que los diferentes colores y variedades contienen diferentes nutrientes necesarios como parte de una dieta saludable.

    Comencemos con las personas que experimentan náuseas durante la quimioterapia. ¿Qué dieta es buena para ellos?

    Para aliviar las náuseas mientras se somete a un tratamiento contra el cáncer, se debe intentar comer porciones más pequeñas de comida. Pero, al mismo tiempo comer con más frecuencia. 

    Se deben evitar los alimentos con alto contenido de grasa, demasiado picantes o demasiado dulces. Esto incluye alimentos fritos, pasteles o alimentos hechos con muchas especias. Los alimentos ricos en grasas permanecen en el estómago por más tiempo y son más difíciles de digerir.

    También es recomendable evitar los olores fuertes, como olores al cocinar (brócoli, coliflor…), humo o perfume, que pueden empeorar las náuseas.

    ¿Qué pasa con las personas que tienen estreñimiento durante el tratamiento del cáncer?

    Recomiendo aumentar gradualmente la ingesta de fibra y tomar suficientes líquidos. 

    Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas y verduras, así como cereales integrales, como algunos cereales, pasta y arroz integral. Es fundamental beber lo suficiente durante el día para mantener las heces blandas y evitar los gases y la hinchazón.

    ¿Cómo pueden los familiares apoyar a un ser querido que no quiere comer?

    Entiendo lo perturbador que puede ser ver a un ser querido que no come. 

    Primero, se debe tratar de averiguar si hay algún síntoma específico que esté sucediendo además del hecho de que simplemente no tiene apetito.

    Después de eso, debes alentar y apoyar a tu ser querido sin ejercer demasiada presión. No lo obligues a comenzar a comer si no quiere, y no lo obligue a terminar su plato.

    Es importante que comer sea una experiencia agradable. Eso podría significar poner música, poner la habitación a una temperatura más agradable o incluir a los seres queridos en la mesa. 

    También animo a las personas a que prueben a experimentar con diferentes temperaturas y texturas de los alimentos y utilicen platos más pequeños para que la cantidad para comer no parezca abrumadora.

    ¡Quiero nutrirme!

    Estoy deseando conocerte, y sin más dilación, aquí tienes mis datos de contacto. Hasta muy pronto 🙂

    E-mail

    info@doradonutricion.es

    Contacto

    611 108 625

    Visítanos

    En nuestra consulta en Palma de Mallorca