Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la LACtosa

Las tabletas de lactasa están indicadas antes de ingerir cualquier producto lácteo. Estas se encargan de descomponer la lactosa presente en los alimentos que vamos a ingerir, lo que evita los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

¿Sabías que la intolerancia a la lactosa se da cuando hay una deficiencia de la enzima lactasa?

La intolerancia a la lactosa hace imposible la digestión de dicha proteína presente en la leche. Tal imposibilidad de procesar la lactosa les provoca diarreas frecuentes, gases e hinchazón cada vez que consumen un alimento que contiene lácteos. Si bien esta patología no causa mayores problemas, los síntomas suelen limitar un poco la calidad de vida.

Las personas pueden tener bajos niveles de lactasa y digerir los lácteos sin problema, pero cuando los niveles son muy bajos, se da la intolerancia a la lactosa y los síntomas se harán cada vez más frecuentes.

Intolerancia lactosa

¿Cuál es el papel del dietista-nutricionista en el tratamiento de la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una manifestación común, que puede causar síntomas gastrointestinales increíblemente angustiantes. Si bien la afección en sí es benigna, las posibles consecuencias nutricionales no lo son. 

El autodiagnóstico y la eliminación de todos los productos lácteos pueden provocar una escasez de nutrientes, como la falta de calcio y vitamina D. Es importante educar a los clientes y pacientes sobre la mejor manera de determinar si los síntomas que están experimentando son realmente el resultado de la intolerancia a la lactosa. Si son una manifestación de intolerancia a la lactosa, los dietistas pueden sugerirles que consuman opciones lácteas bajas en lactosa o sin lactosa, y/o aconsejarles sobre cómo introducir pequeñas cantidades de lácteos ricos en nutrientes en sus dietas, manteniendo a raya los síntoma

Para obtener más información sobre la intolerancia a la lactosa u otras reacciones adversas a los alimentos, comunícate conmigo para programar una cita. ¡Estoy aquí para ayudarte a mejorar tu salud digestiva y que te sientas mejor! 

 

    ¿Qué causa la intolerancia a la lactosa?

    Las causas de la intolerancia a la lactosa son varias, pero estas varían en niños y adultos. En bebés, la enfermedad se puede dar cuando estos son prematuros. Sin embargo, en adultos las razones pueden ser las siguientes:

    • Por cirugía en el intestino delgado
    • Infecciones en el intestino delgado
    • Celiaquía
    • Enfermedad de Crohn
    • Enfermedades diarreicas

        Dieta personalizada

        ¿Qué síntomas presenta la intolerancia a la lactosa?

        Algunos de los síntomas que se producen son los siguientes:

        • Náuseas
        • Vómitos
        • Cólicos
        • Diarrea
        • Hinchazón
        • Gases
          Plan dietético

          Tratamiento en la intolerancia a la lactosa

          Las tabletas de lactasa están indicadas antes de ingerir cualquier producto lácteo. Estas se encargan de descomponer la lactosa presente en los alimentos que vamos a ingerir, lo que evita los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Sin embargo, lo principal es mejorar nuestros hábitos alimentarios de la siguiente manera:

          • Limitar el consumo de leche
          • Consumir huevos, carnes, frutas, vegetales y cereales
          • Evitar los productos de bollería y cualquier alimento elaborado con leche

          Nuestra idea es ayudarte a dar continuidad al tratamiento proporcionado por tu médico, pero a través de una dieta saludable que te permita sentirte mejor. Solicita una cita con nuestros especialistas y trata tu intolerancia a la lactosa de la mano de quienes solo quieren cuidarte.

            Asesoría nutricional en la nutrición deportiva

            Importancia de la asesoría nutricional en la intolerancia a la lactosa

            Las personas con intolerancia a la lactosa todavía producen una pequeña cantidad de lactasa. Si padeces intolerancia a la lactosa, no es necesario eliminar por completo los productos lácteos de tu dieta.

            Además, la cantidad de lactosa que una persona puede tolerar varía, por ejemplo, se puede tolerar una pequeña cantidad en una taza de té, pero no un batido. Algunos productos lácteos contienen cantidades más pequeñas de lactosa (por ejemplo, el queso), por lo que es posible que puedas comerlos sin que se presenten síntomas.

            Un nutricionista te ayudará a conllevar dicha condición y a escoger las mejores opciones para ti.

            Un buen entrenador personal también puede ayudarte a sentirte mejor. No dejes de lado nunca la práctica de ejercicio físico.

            FAQ’s

            Preguntas frecuentes en el tratamiento de la intolerancia a la lactosa

            ¿Qué alimentos tienen lactosa?

            La lactosa se encuentra principalmente en la leche y los productos lácteos como la leche de vaca, la leche de cabra, el yogur, el queso y los helados. También puede ser un ingrediente en alimentos y bebidas como pan, cereales, fiambres, aderezos para ensaladas y mezclas para productos horneados. Lee las etiquetas y busca ingredientes como:

            • Leche, queso o yogur
            • Leche en polvo
            • Leche malteada
            • Nata
            • Suero de la leche
            • Cuajada
            • Lactosa
            • Suero

            Los alimentos que contienen ácido láctico, lactoalbúmina, lactato y caseína no contienen lactosa.

            ¿Puedo consumir suficiente calcio si soy intolerante a la lactosa?

            Sí. Hay leche, yogur y queso sin lactosa disponibles que tienen la misma cantidad de calcio que los productos regulares. Escoge estos para obtener suficiente calcio. Los siguientes alimentos y bebidas no lácteos también son fuentes de calcio:

            • Bebidas de soja, almendras y arroz fortificadas con calcio
            • Zumo de naranja fortificado con calcio
            • Cereales fortificados con calcio
            • Verduras como bok choy, brócoli, berza y ​​col rizada
            • Conservas de pescado con espinas como salmón, sardinas y anchoas
            • Alimentos a base de soja como edamame, tempeh y tofu
            • Legumbres como garbanzos, frijoles rojos, frijoles blancos.
            • Frutos secos y semillas: como almendras y semillas de sésamo

            ¡Quiero nutrirme!

            Estoy deseando conocerte, y sin más dilación, aquí tienes mis datos de contacto. Hasta muy pronto 🙂

            E-mail

            info@doradonutricion.es

            Contacto

            611 108 625

            Visítanos

            En nuestra consulta en Palma de Mallorca