DIETA Intolerancia fructosa

Intolerancia a la fructosa

A las personas que presentan intolerancia a la fructosa se les recomienda acudir con un especialista en nutrición o dietética, pues este puede indicar el plan alimentario que debes seguir.

¿Sabías que una persona es capaz de asimilar sin sentir malestar unos 35 gramos de fructosa?

La fructosa es un azúcar presente, por lo general, en las frutas, aunque también se puede encontrar en la miel y en algunas verduras. Cuando el cuerpo no responde bien a esta sustancia, los problemas comienzan a hacerse notar.

La intolerancia a la fructosa se da cuando una persona no posee la enzima que necesita para descomponerla. Esto ocasiona que las células intestinales no puedan realizar la absorción correctamente y que al interactuar la fructosa con las bacterias intestinales estas se fermenten y causen molestias.

Intolerancia fructosa

¿Cuál es el papel del dietista-nutricionista en el tratamiento de la intolerancia a la fructosa?

Primero, si sospechas de intolerancia a la fructosa o tienes un diagnóstico positivo, es vital modificar tu dieta.

Un nutricionista te ayudará a limitar la fructosa libre a <25 gramos por día. Además, te dará un conocimiento extenso acerca de la ingesta de alimentos que contengan grandes dosis de fructosa, ayudando a evitarlos, especialmente en grandes cantidades. También te ayudará a comprender, por ejemplo, que a medida que la fruta madura, su contenido de azúcar aumenta y puede provocar una reacción inesperada. Asimismo, los azúcares condensados ​​que se encuentran en las frutas secas y los jugos de frutas son los más problemáticos, ya que inundan el cuerpo con una carga excesiva de fructosa en un corto período de tiempo. 

Luego, a medida que mejoren los síntomas digestivos, y trabajando conjuntamente contigo,  se reintroducirán estos alimentos para encontrar la dosis que puedas tolerar.

Por otro lado, los alimentos con mayor probabilidad de causar problemas incluyen manzanas, grosellas negras, cerezas, peras, pasas, sandía, miel y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. Ten en cuenta que la tolerancia mejora con el consumo simultáneo de fructosa y glucosa. 

Para obtener más información sobre la intolerancia a la fructosa u otras reacciones adversas a los alimentos, comunícate conmigo para programar una cita. ¡Estoy aquí para ayudarte a mejorar tu salud digestiva y que te sientas mejor! 

 

    ¿Qué causa la intolerancia a la fructosa?

    La intolerancia a la fructosa puede tener varias razones: algún defecto genético o una enfermedad hereditaria. Es considerada una alergia poco común que solo se puede mitigar con una dieta baja en carbohidratos.

        Dieta personalizada

        ¿Qué síntomas presenta la intolerancia a la fructosa?

        Los síntomas de esta enfermedad son, en general, los siguientes:

        • Hinchazón abdominal
        • Flatulencias
        • Calambres
        • Diarrea
        • Dificultad para asimilar nutrientes como el zinc o el ácido fólico
        • Alteraciones en el estado de ánimo
        Plan dietético

        Tratamiento en la intolerancia a la fructosa

        A las personas que presentan intolerancia a la fructosa se les recomienda acudir con un especialista en nutrición o dietética, pues este puede indicar el plan alimentario que debes seguir. Este suele consistir en:

        • Menos de un gramo de fructosa, en cualquiera de sus formas, al día
        • Usar endulzantes naturales como la stevia
        • Carnes, pescados y huevos
        • Aceites y grasas

        Estamos dispuestos a ayudarte a mejorar los efectos de esta alergia, siempre con la colaboración de los mejores especialistas. Consulta nuestras citas y comienza a sanar con nosotros.

          Asesoría nutricional en la nutrición deportiva

          Importancia de la asesoría nutricional en la intolerancia a la fructosa

          Una dieta baja en FODMAP es una estrategia basada en la ciencia para determinar cuánta fructosa puedes tolerar. Las personas con malabsorción de fructosa también tienden a ser sensibles a otros FODMAP.

          Los FODMAP son un grupo de carbohidratos de cadena corta:

          · F: Fermentable. Logran fermentación rápida mediante bacterias del colon.
          · O: Oligosacáridos. GOS, es decir, fructosa, fructanos y galacto-oligosacáridos.
          · D: Disacáridos. La lactosa.
          · M: Monosacáridos. Fructosa elevada en comparación a la glucosa.
          · A: And. Intersección “y”.
          · P: Polialcoholes. Como el sorbitol, xilitol, manitol y maltitol.

          Todos ellos pueden causar problemas digestivos cuando se absorben mal. 

          Un buen entrenador personal también puede ayudarte a sentirte mejor. No dejes de lado nunca la práctica de ejercicio físico.

          FAQ’s

          Preguntas frecuentes en el tratamiento de la intolerancia a la fructosa

          ¿Desaparece la malabsorción de fructosa?

          Desafortunadamente, no existe una cura para la malabsorción de fructosa. Pero una dieta adecuada y la suplementación de la enzima xilosa isomerasa pueden ayudar a mejorar significativamente los síntomas. 

          Algunas personas también informaron que podían restaurar la función intestinal normal después de meses o, a veces, años de seguir una dieta estricta. 

          ¿Cómo saber si tengo malabsorción de fructosa?

          Si sufres de hinchazón, calambres o diarrea después de consumir alimentos con fructosa, esto puede ser un signo de malabsorción de fructosa.

          Sin embargo, los síntomas pueden variar de una persona a otra, así como la cantidad tolerable de fructosa. Por lo tanto, no puedes afirmar que padeces de dicha afección hasta que hayas realizado una prueba de hidrógeno en el aliento.

          Esta prueba consiste en: Primero, tendrás que consumir cierta cantidad de fructosa. Luego se toman muestras de aliento durante las siguientes tres horas. Si la cantidad de hidrógeno se eleva por encima de cierto umbral, indica que su cuerpo tiene problemas para absorber correctamente la fructosa.

          ¡Quiero nutrirme!

          Estoy deseando conocerte, y sin más dilación, aquí tienes mis datos de contacto. Hasta muy pronto 🙂

          E-mail

          info@doradonutricion.es

          Contacto

          611 108 625

          Visítanos

          En nuestra consulta en Palma de Mallorca