DIETA Hígado graso

Hígado graso

La principal recomendación es perder peso.

¿Sabías que el hígado graso es un mal silencioso?

Al acumularse grasa en el hígado, aparece la enfermedad del hígado graso. Esta puede ser hígado graso no alcohólico o hígado graso por alcohol, también denominado esteatosis hepática alcohólica.

El hígado graso simple se caracteriza por presentar poca o ninguna inflamación en las células que se encuentran en este, mientras que la esteatosis hepática presenta inflamación y daño en las células. Esta enfermedad también puede provocar cirrosis o cáncer de hígado.

Hígado graso

¿Cuál es el papel del dietista-nutricionista en el tratamiento del hígado graso no alcohólico?

La modificación del estilo de vida a través de la dieta y el ejercicio debe ser la terapia de primera línea de cualquier plan de tratamiento para pacientes con hígado graso no alcohólico. Los estudios disponibles sugieren que la pérdida de peso del 5% o más mejora la esteatosis y la pérdida de peso del 7% o más mejora la actividad de la enfermedad histológica en la esteatohepatitis no alcohólica. Se recomienda una pérdida de peso moderada a largo plazo, mediante la reducción de la ingesta energética y el ejercicio físico regular para los pacientes con hígado graso no alcohólico.

¿Qué causa el hígado graso no alcohólico?

Los expertos no tienen muy claro por qué algunas personas tienen grasa en el hígado y otras no. Tampoco por qué algunos hígados grasos desarrollan inflamación hasta convertirse en cirrosis, lo que sí saben es que entre las causas más comunes del hígado graso se encuentran:

  • La obesidad
  • Resistencia a la insulina
  • Diabetes tipo 2
  • Colesterol elevado

      Dieta personalizada

      ¿Qué síntomas presenta el hígado graso no alcohólico?

      Se trata de una enfermedad silenciosa que presenta pocos o ningún síntoma, pero algunos son:

      • Cansancio
      • Dolor en el abdomen
          Plan dietético

          Tratamiento en el hígado graso no alcohólico

          La principal recomendación es perder peso. Sin embargo, los médicos también proponen un tratamiento multidisciplinario que puede implicar diferentes procedimientos.  Aquí proponemos algunos cambios:

          • Dieta rica en grasas monoinsaturadas que incluya nueces, aceite de oliva, frutos secos
          • Disminuir el aporte de grasas saturadas
          • Suprimir las bebidas alcohólicas
          • Aumentar la ingesta proteica
          • Legumbres y frutas
          • Alimentos ricos en omega 3 como el pescado
          • Practicar algún tipo de ejercicio

          Además del tratamiento indicado por el médico, siempre es bueno contar con un especialista en nutrición. Este te dará todas las recomendaciones necesarias para conseguir el peso que te permitirá mantener tu hígado sano.

            Asesoría nutricional en la nutrición deportiva

            Importancia de la asesoría nutricional en el hígado graso no alcohólico

            La influencia de la composición de macronutrientes de la dieta es importante y puede ayudar a reducir la grasa hepática y la inflamaciónSegún datos de ensayos cardiovasculares o de diabetes y de estudios limitados en pacientes con hígado graso no alcohólico, una dieta que sea más baja en carbohidratos y grasas saturadas y más alta en grasas monoinsaturadas, así como fuentes dietéticas de omega-3 probablemente sea beneficiosa.

            Asimismo, es realmente el asesoramiento nutricional para limitar el consumo de todos los edulcorantes calóricos añadidos, incluido el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

            FAQ’s

            Preguntas frecuentes en el tratamiento del hígado graso no alcohólico

            ¿Puede una dieta saludable tratar o revertir la enfermedad del hígado graso?

            Según la American Liver Foundation, todavía no existen tratamientos médicos para la enfermedad del hígado graso no alcohólico

            Eso significa que comer una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad son las mejores formas de prevenir que el daño hepático comience o revertir la enfermedad hepática una vez que se encuentra en las primeras etapas. Sabemos que las personas no quieren sentir que están en una “dieta”, por lo que trabajamos muy duro con nuestros pacientes para ayudarlos a enfocarse en cambios en el estilo de vida, lo que incluye una dieta saludable, ejercicio y dormir adecuadamente.

            ¿Qué dieta es la mejor en el tratamiento del hígado graso?

            La dieta mediterránea es una dieta bien conocida que ganó popularidad en la década de 1990, más conocida como un patrón de alimentación que como una dieta estructurada. Hace hincapié en comer frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, aceite de oliva, pescados y mariscos al menos un par de veces a la semana, aves, huevos, etc. 

            Además de ser buena para las personas con enfermedad del hígado graso no alcohólico, la dieta mediterránea se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y también se ha demostrado que reduce la presión arterial y el colesterol malo LDLEsto es importante porque tanto la enfermedad cardíaca como la diabetes son factores de riesgo fuertemente asociados a la enfermedad del hígado graso.

            ¡Quiero nutrirme!

            Estoy deseando conocerte, y sin más dilación, aquí tienes mis datos de contacto. Hasta muy pronto 🙂

            E-mail

            info@doradonutricion.es

            Contacto

            611 108 625

            Visítanos

            En nuestra consulta en Palma de Mallorca